Daños y perjuicios por falta de servicio.

El caso “KIKI” PASTORINO

Familiares de las últimas víctimas del delincuente apodado “KIKI” promoverán juicio contra El Estado para reclamar los daños y perjuicios provocados por la falta de servicio.

El delincuente apodado KIKI se encontraba requerido por el homicidio de su pareja en el mes de diciembre de 2017.

Pendía en su contra orden de detención, se libraron órdenes de allanamiento, pero la policía no logró concretar su detención.

El 17 de febrero de 2018 fue el autor de una rapiña a un supermercado donde resultó muerta la cajera y herido de gravedad el guardia de seguridad.

La fiscal a cargo del caso, la Dra. Diana Salvo planteó su preocupación por los hechos al Fiscal de Corte, Dr. Jorge Díaz, alarmada por la falta de efectividad de la policía para cumplir la orden de detención librada en diciembre del año pasado.

El abogado de las víctimas entendió que las diligencias entre la fiscalía y la policía, y dentro de esta, entre las diferentes dependencias que actuaron en el caso, permitieron que el delincuente permaneciera  prófugo durante varios meses, cometiendo la rapiña en la que ultimó a la cajera e hirió de gravedad al guardia.

La jurisprudencia considera que quien reclama daños y perjuicios por responsabilidad del estado debe probar la falta de servicio, esto es: que el servicio no funcionó, funcionó tardíamente o funcionó mal.

La responsabilidad del Estado, tiene como base el artículo 24 de la Constitución de la República que no determina cuándo nace la  responsabilidad de la Administración ni establece un criterio objetivo de atribución. La norma se limita a establecer un principio general de la responsabilidad directa del Estado – en el sentido más amplio del término – frente a los terceros damnificados.

Debemos recordar que quien responde es el Estado y no el funcionario causante del daño que solo puede ser demandado por vía de regreso, cuando haya actuado con culpa grave o dolo, según dispone el artículo 25 de la Carta.